Somos Música: Crear para creer

Este próximo viernes 21 de julio en el Teatro de la Ciudad (Portal Hidalgo 14, Centro histórico) se llevará a cabo Somos Música: Primer Concierto de Mujeres Músicos, en el cual nos reuniremos 52 mujeres para presentar 20 canciones de cantautoras poblanas, todo esto a través de ensambles conformados por las participantes.

El proyecto surgió por Diana Lara, Dimusarte, quien comenzó organizando la Gira XY en donde varias cantautoras se presentaban en un mismo concierto, en un formato acústico o semiacústico. Posteriormente, al lado de Esmeralda Guillén y Sombra Doble Ache, se presenta con el proyecto “Giradas” en el cual colaboran entre ellas y modifican sus canciones. Ahora, después de una conversación con Claudia Rodríguez, se aventura a organizar un concierto de mujeres músicos, en el cual se reunieron 52 participantes, tras lanzarse una convocatoria abierta.

Tal vez por mi trabajo en el periodismo y el radio, yo tenía una ligera noción del amplio panorama de mujeres que pertenecen a una banda o son solistas. Aunque tampoco tenía el gusto de conocerlas a todas. Y al menos para mí, fue emocionante escuchar voces, ritmos, discursos desconocidos hasta ese momento. Hay cabida para el amor, el desamor, el feminismo, la crítica, lo social, la sororidad en un espacio de 22 canciones. Y eso que no estamos todas las que somos en realidad (ya que algunas chicas por diversas situaciones no pudieron estar en este concierto y seguramente faltan más chicas de otras partes del estado)

Una de las cuestiones que se abordó en entrevistas y rueda de prensa fue ¿Cómo es el trabajo entre mujeres? ¿Se puede? Es curioso que justo en esta semana, una amiga de la universidad compartiera una imagen en donde se hablaba de la amistad entre mujeres y de los mitos que hay que mitigar, como el de “Mujeres juntas ni difuntas” o que es imposible trabajar entre nosotras. Sin embargo, en estos meses, pude constatar que esas ideas vienen más de las ganas de seguir preservando ideas añejas o de fomentar odios absurdos entre mujeres. Además de que independientemente del género, si hay una motivación para colaborar y aportar, no tienen por qué generarse problemas.

Personalmente, unas de las cosas más interesantes y encomiables de esta iniciativa es el gusto de colaborar entre músicos, aprender y resignificar canciones ajenas. Uno de los momentos más emocionantes que me ha tocado presenciar en estas semanas es cuando las integrantes de los ensambles se “apropian” de la canción, le dan su propia interpretación y lo transmiten al momento de tocar y/o cantar. En varias ocasiones presencié cuando las chicas que ejecutaban la canción, llegaban a un momento en el que estaban tan inmersas en la misma que cantaban y se dejaban llevar.

Cuando una compone una canción y decide compartirla, en el sentido romántico, es un momento especial de identificarse a uno mismo. Pero cuando eres capaz de “soltar” tu canción y dejarla en manos de alguien más para que la reinterprete, es cuando te descubres desde afuera y entiendes lo que puede causar en el otro.

Ahora bien, esa fue mi reflexión durante los ensayos. Algunas otras ideas me llegaron durante la conferencia de prensa. Un reportero preguntaba si alguna de las participantes pertenecía a alguna banda. Lo cual me llevó a pensar en la cantidad de desconocimiento que hay en torno a lo que se produce en nuestros contextos más cercanos, si tomamos en cuenta que Esmeralda Guillén, Diana Lara, Lidia País y Lita Wing cuentan con una larga trayectoria en los escenarios poblanos o bandas como The Clues, Sirene The Soulshakers, Dazed, The Boss Army que se han presentado en diversos foros. Tampoco se trata de que por obligación uno deba conocer a todas las bandas que hay en Puebla y amarlas, pero creo que habla un poco de que nos falta buscar más opciones al momento de consumir música (en este caso). Dicho sea de paso, yo agradecería que los asistentes también emitieran críticas, así que sería bueno verlos por allá.

Los boletos para asistir a este concierto, los pueden comprar en Playeras Rocanrol (3 sur 305-B, Centro Histórico), Los Bigotes de Frida (3 oriente 603, Centro histórico), Café 19-40 (Reforma 504, Centro histórico) y el día del evento en la taquilla. El costo es de 80 pesos y al acceso es a partir de las 18:30 horas, para dar comienzo a las 19:00 horas.

En el encabezado puedes ver un pequeño playlist de las participantes (la mayoría de ellas porque algunas no tenemos videos en Youtube)

 

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.

FEATURE POST