El Rock de generación en generación

El Rock de generación en generación

Textos/Fotos: Angie Rocker

El rock ya tiene una larga historia y ha impactado a diversas generaciones, en Puebla no es la excepción. Parte de esa historia se hizo presente este domingo 18 de febrero en el Tianguis Cultural Xonaca. Mediante un concierto y algunas remembranzas de los asistentes como el periodista Hugo Cabrera, organizadores como Gema Aparicio, y las bandas: El Problema, Ozono, Ruido Subterráneo, Cráneo, Insolente, Rajamadrex, Ramón Alamillo, entre muchos otros. En este evento se hizo una reflexión acerca del carácter contestatario del rock y de la necesidad de recuperar la memoria a través de las fuentes vivas.

 

El concierto comenzó alrededor del mediodía, varias personas se dieron cita en este lugar. Mientras los músicos se preparaban en el escenario, el periodista Hugo Cabrera, quien cuenta con una amplia trayectoria en el ámbito cultural y musical, realizaba preguntas para que los presentes fuéramos haciendo un pequeño esbozo mental de cómo eran aquellas épocas del rock.

 

La banda El Problema inició en 1966. Los integrantes de esta agrupación cuentan que hace 52 años era difícil tocar rock ya que era un tabú, “no podía haber más de tres gente porque era corretiza segura y teníamos que <<jugárnosla>> con ese espíritu del rock que era unir a los jóvenes para dar placer, disfrutar y dar una posición a la sociedad”. Por esa razón es que hacían mucho hincapié en los jóvenes asistentes, ya que creen que en ellos recae el deber de continuar con el carácter crítico del rock: “sabemos que a los jóvenes les corresponde pelear por los cambios históricos, les toca forjar el futuro, eso se va transmitiendo de generación en generación. A nosotros nos tocó ese tiempo en el que estuvo muy efervescente y hubo que tomar una posición existencial que nos diera motivo y energía para poder tener logros que mejoraran esta sociedad que veíamos muy descompuesta. En palabras de mi compañero Nando, el bajista, <<En esos tiempos era todo amor, paz y convivencia y además era una lucha social>>. Y qué bueno que estén aquí jóvenes porque a ustedes les corresponde hacer los cambios que se necesitan. Los de El Problema estamos tocando como siempre, presentes en tiempos de crisis y sabemos que estamos en una crisis similar o peor, pero estamos aquí juntos para hacer los cambios que necesitamos”.

 

Ramón Alamillo inicio en la música en 1978 en la banda Correcaminos al lado de Víctor Taylor (QEPD) y Carlos Tlahuis, contó, que en esos años no había foros en donde se tocara rock. Por ejemplo, el Café Colón (ubicado en la 5 de mayo y 12 poniente) era dedicado a las baladas. Ellos alternaban con grupos de música versátil y tocaban una especie de tributo a Los Beatles, aunque en su repertorio incluían a Grand Funk, Rolling Stones y Creedence. Algunos otros lugares que recordaron fue el Flavius y La Manzana 2000. A la conversación se unió Gustavo, quien formaba parte de El Trío que Suma Siete, El Dope, entre otras bandas. “Yo me hice músico por El Problema. Ricardo, Popo, Nando y Goyo me impactaron y quise ser como ellos y lo he logrado”, dice Gustavo. “Uno de los mejores grupos: El trío que suma siete”, grita emocionado un señor entre el público.

 

Ya a principios de los noventa, Ramón Alamillo formó parte de bandas como Pacto Secreto y Fin de Siglo. Para estos tiempos, existía el tianguis del carolino y los conciertos frente a la Iglesia de la Compañía. También en esos años, en abril de 1994 para ser exactos, surgían medios de comunicación como el suplemento Los Subterráneos, en el periódico Síntesis, que en un inicio tenía al frente a José Sánchez Carbó, Alejandro Palma, Lisa Ramírez y Alfredo Morales; y que posteriormente continuaran Hugo Cabrera y Wendy Pardo

 

Sobre el rock en Puebla se han escrito algunas tesis en las universidades; en noviembre de 2016 se presentó el documental “Frente Rockero. 25 años después”, en donde se aborda a este colectivo que existió en los noventa y que reunía a músicos, artesanos, académicos, en torno al rock; el 26 de agosto de 2015 se realizó el evento de “La historia del Rock en Puebla”, el cual se llevó a cabo en el Teatro de la Ciudad y fue organizado por la Fonoteca Nacional y el Colectivo Subterráneos, en el cual se reunió a una gran cantidad de bandas para dialogar sobre este tema. Y hay cintas de bandas y músicos que no han sido recopiladas en su totalidad. Leonardo, integrante de Ozono, cuenta que tiene un pequeño museo en la junta auxiliar Ignacio Romero Vargas dedicado al rock en Puebla. Hugo Cabrera reflexiona que hay muy poca documentación del rock en Puebla y que la información que existe, vive en sus protagonistas, por eso se lanza una propuesta abierta para rescatar la memoria y que los periodistas se interesen en recopilar este material.

 

Tianguis Cultural Xonaca

La iniciativa del tianguis cultural existe desde hace dos años, sin embargo no se contaba con el permiso de las autoridades para realizarse. El objetivo de crear este espacio es para conjuntar a las distintas tribus urbanas y acabar con la idea de que el rock solo es de “malandros y viciosos”. En este tianguis hay expositores con distintos productos como playeras, parches, accesorios, discos para comprar y vender o intercambiar; además hay conciertos en donde se presentan varios géneros y bandas de Puebla y otros lugares.

Si se quiere participar como expositor solo hay que llegar a las 10 am, que es cuando comienza el tianguis, y solicitar el lugar a Miguel y Javier.

Este espacio ya lleva 8 meses operando, sin embargo se necesitan que el público apoye, ya que las autoridades solo dieron un año como tiempo de prueba. Sandra Torres, dirigente de la organización Doroteo Arango y del Tianguis Cultural Xonaca, comenta que se debe de tener más gente y cuidar el espacio no consumiendo estupefacientes y alcohol, además de “demostrarle a la sociedad que son personas trabajadoras y conscientes que solo van a divertirse y compartir”.

 

Se hace la invitación a que los interesados se unan y así, este Tianguis cultural se convierta en un mini chopo y crezca. Para mayor información sobre el Tianguis Cultural se puede contactar a Sandra Torres al 2224229821

 

Insolente dijo que no era necesario escribir una biografía sobre él, que sus canciones bastaban. Y es verdad, en las letras que componen las canciones de los músicos que ayer se presentaron, podíamos recrear una parte del contexto social, político y personal de los músicos. Mauro Alax, Rajamadrex, tuvo a bien gritar al término de la presentación de Ramón Alamillo que “el rock se tenía que escuchar y poner atención a los que dice en sus letras”. Rajamadrex que se caracteriza por su fiel espíritu y convicción por lo que es el rock y lo que representa repartió entre los asistentes unas copias con un texto que él escribió. A continuación se reproduce un fragmento de este escrito:

 

“El rock nació para ser una revolución verdadera y no vino para ser formado, rasurado, controlado, elitizado o domesticado ¡Desgraciadamente y en lo que va del camino hoy no es más que una burda caricatura abaratada de todo aquellos que olió a fuego y que rugió con toda su total estridencia y contundente poder radical! ¡Como decía alguien: porque una guitarra encendida te pone la piel de gallina! El rock fue traicionado en lo que respecta a toda su integridad  y a pesar de que movió masas, piernas, brazos, manos, mentes, vestimentas, y formas de vida, culturas y paradigmas establecidos; ¡hizo temblar la tierra, a países, y gobiernos en especial a toda la humanidad reaccionaria; estructuras fueron resquebrajadas porque su rugido lo desafiaba todo! Los caballos del rock que se atrevieron a transportar fuego revolucionario fueron cazados, perseguidos, apresados, re-decorados y neutralizados los hombres armados y violentos, se atrevieron a arremeter contra la flor de la dulzura que emana de la eterna juventud con su poder transformador (pero ohy están muertas y tan anti pensantes casi casi como un palo podrido). La maldad y la justicia imperan y de acuerdo a este detalle, ni el rock, ni la juventud se involucran decididamente para detenerlas, el miedo, la tibieza y la cobardía imperan, más el espíritu que procede del rock tarde o temprano lo va a mandar a chingar a su madre y a comerse toda la mierda que les falta. Porque el rock no es así como lo presentan desde que nació, el rock es música revolucionaria, no panfleto de luces o espectáculo, no mercadotecnia ni reposes de lucimiento, como desgraciadamente se mal entendió. El rock nació para desestancar y para conducir a la humanidad a mundos reales anti prehistóricos y antibélicos; su misión corresponde a la introducción hacia los nuevos y poderosos pasajes mesiánicos porque va más allá de tu mente y la vanidad del hombre (…)”

  • Fragmento de “El rock ¿Involución o Revolución?” por Mauro Alax

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.

FEATURE POST